LOGISTICA

MARITIMA

PORTUARIA

MasterBunker © 2013 •

Maniobra de Atraque

 

La aproximación de las naves petroleras al Terminal se hará de la misma forma en que se efectúa la aproximación con la nave chipera, es decir, navegando a velocidad moderada y controlada por la enfilación de aproximación que demora al 000º verdadero sobre la plataforma de trabajo del Terminal. Las anclas de la nave se llevarán a la pendura para el caso de ser necesario su uso en emergencia.

 

 

Junto con iniciar la aproximación se tomarán los Remolcadores por la banda de babor de la nave, al mismo tiempo que se dispone que la lancha adopte una posición adecuada para apreciar la distancia de la proa de la nave a la línea de atraque.

 

 

La aproximación al Terminal se hará en forma cuidadosa controlando la posición de la nave con los remolcadores hasta que la proa se encuentre a unos 50 metros de la línea de atraque, momento en que la viada deberá estar completamente detenida y perpendicular a la línea de atraque.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mediante los Remolcadores se hará girar la nave hacia babor hasta presentar la banda de estribor en forma paralela a la línea de atraque. Desde ahí en adelante, se trabajará con los remolcadores para aproximar la nave a las defensas mientras se pasan las espías de amarre.

 

 

 

Las primeras espías serán los spring de proa y popa, que se pasarán a las correspondientes bitas de los duques de alba.

 

Una vez que la nave se encuentre atracada a los duques de alba y siendo mantenida en esta posición por los remolcadores, se procederá a pasar el resto de las espías y a descolgar los alambres para remolque de emergencia.